martes, 12 de mayo de 2009



ayer llovió mucho en san lorenzo, abrimos las ventanas y escuchamos en silencio el sonido de la lluvia y del viento que, cuando sopla fuerte y agita las copas de los árboles, suena como el mismo océano en el que un día estuvo el agua que dejó así las ventanas.

::

yesterday it rained a lot in san lorenzo, we opened the windows and listened in silence the sound of the rain and the wind which, when blows strong and move the trees tops, sounds like the very ocean in which once was the water that wet the windows so.